Ginecología y Obstetricia de México, en conjunto con Nieto Editores, es un grupo editorial especializado en la edición de revistas y libros médicos. Su equipo lo integran: editores médicos, especialistas en metodología de la investigación, bioestadística, redactores de textos médicos, diseñadores gráficos y de páginas Web, comunicadores y vendedores de medios.  Nuestro equipo asesora a los médicos interesados en la publicación de sus investigaciones para que sus textos reúnan todos los requisitos que exigen las revistas de más alto impacto.  Nieto Editores entiende que el valor de una revista no está sólo en su gran tiraje impreso en papel, sino en su colocación en los sitios más consultados que albergan a las revistas indexadas o en proceso de indexación.  Las marcas de productos farmacéuticos que patrocinan esta opción de actualización médica continuada tienen alto poder de recordatorio de marca porque sus contenidos son consultados las 24 horas del día y en cada inicio de consulta de una revista y de un artículo hay, por lo menos, dos recordatorios de marca.  Nieto editores cuenta con un sólido equipo de traductores de español a inglés para las revistas con edición simultánea en ambos idiomas.  Nieto editores cuenta con la infraestructura y experiencia suficientes para organizar: consensos, guías de práctica clínica, simposios y mesas redondas entre los especialistas más destacados.

.
Informació exclusiva para los profesionales de la salud

editorial nov 2019


Una de las complicaciones más serias y con tasas de morbilidad y mortalidad más elevadas en la Obstetricia es, sin duda, el acretismo placentario. Su presentación, la mayor parte de las veces, culmina en episodios de hemorragia obstétrica en el transcurso del embarazo o durante su finalización que, en todas las ocasiones en que se diagnostica de manera adecuada debe terminar mediante cesárea.

Con el advenimiento del ultrasonido y, más recientemente, con la incorporación de la resonancia magnética a la Obstetricia, es más exacto el diagnóstico del acretismo placentario, con frecuencia asociado con placenta previa en cualquiera de sus variedades de penetración a los tejidos uterino y adyacentes, sobre todo a la vejiga.

En el momento actual, como se esboza en un artículo de este número de ginecología y obstetricia de mexico, es posible efectuar procedimientos conservadores que eviten el sangrado masivo durante la cesárea. Conservar la placenta en su sitio, la embolización de las arterias uterinas y la administración de fármacos, como metotrexato, para acelerar la destrucción trofoblástica, son algunas innovaciones a las que se recurre hoy día para reducir la hemorragia.

A pesar de lo anterior, no en todos los hospitales se dispone de la tecnología para practicar estos procedimientos; por esto el diagnóstico casi siempre se establece con base en un ultrasonido, que es suficiente para tomar la decisión de programar la interrupción del embarazo con todas las precauciones requeridas en estos casos. Tal como se menciona en el artículo, para mejorar el éxito terapéutico es indispensable la participación multidisciplinaria de médicos de distintas especialidades.

Otro artículo con implicaciones sociales y médicas es el referente a la evaluación de las complicaciones del embarazo en la adolescente. La coincidencia de datos epidemiológicos y de morbilidad de Uruguay con el resto de los países de América Latina son evidentes. Destaca en México la coincidencia de circunstancias de una misma problemática.

Alberto Kably Ambe




Deja un comentario