Ginecología y Obstetricia de México, en conjunto con Nieto Editores, es un grupo editorial especializado en la edición de revistas y libros médicos. Su equipo lo integran: editores médicos, especialistas en metodología de la investigación, bioestadística, redactores de textos médicos, diseñadores gráficos y de páginas Web, comunicadores y vendedores de medios.  Nuestro equipo asesora a los médicos interesados en la publicación de sus investigaciones para que sus textos reúnan todos los requisitos que exigen las revistas de más alto impacto.  Nieto Editores entiende que el valor de una revista no está sólo en su gran tiraje impreso en papel, sino en su colocación en los sitios más consultados que albergan a las revistas indexadas o en proceso de indexación.  Las marcas de productos farmacéuticos que patrocinan esta opción de actualización médica continuada tienen alto poder de recordatorio de marca porque sus contenidos son consultados las 24 horas del día y en cada inicio de consulta de una revista y de un artículo hay, por lo menos, dos recordatorios de marca.  Nieto editores cuenta con un sólido equipo de traductores de español a inglés para las revistas con edición simultánea en ambos idiomas.  Nieto editores cuenta con la infraestructura y experiencia suficientes para organizar: consensos, guías de práctica clínica, simposios y mesas redondas entre los especialistas más destacados.

.
Informació exclusiva para los profesionales de la salud

La clave de las palabras clave


The key to the keywords.

José Niz Ramos

Las palabras clave, o descriptores (aunque no sean vocablos estrictamente sinónimos, pues el segundo requiere, necesariamente, un término documental controlado o tesauro), son expresiones unívocas, controladas, normalizadas y estructuradas jerárquicamente, que representan una herramienta indispensable para la búsqueda bibliográfica y de esta forma acceder a las grandes bases de datos, a todos las investigaciones relacionadas.

En una forma simplista, las palabras clave son descriptores que delimitan conceptos y no palabras, pues proporcionan una idea del contenido del texto que representan. Estos términos no sólo son útiles para realizar búsquedas bibliográficas, sino que además funcionan para analizar los trabajos por áreas de conocimiento e, indiscutiblemente, ofrecen la posibilidad de ampliación temática que no es aceptable tan sólo a través del título o del resumen del trabajo.

Las palabras clave también constituyen una herramienta para ayudar a los indexadores y motores de búsqueda a encontrar y archivar, en índices, artículos relevantes. Si los motores de búsqueda de bases de datos pueden encontrar su manuscrito en nuestra revista, los lectores también podrán hacerlo. Esto aumentará la cantidad de lectores del manuscrito y, probablemente, dará lugar a más citas.

En consecuencia, al momento de redactar un texto científico, parte final del trabajo de investigación y el cumplimiento del método científico es tan trascendental como utilizar las palabras clave apropiadas.

Errores en las palabras clave

La mayoría de los autores envía sus artículos a Ginecología y Obstetricia de México suministrando las palabras clave como un simple trámite, sin utilizar ningún tipo de tesauro ni lenguaje documental normalizado, y procediendo un poco “a ciegas”. Algunos no saben elegir los términos, a veces colocan palabras de significado desconocido o, bien, no se encuentran en los diccionarios; otras veces las interpretan como las palabras que más se repiten en el artículo, lo que demuestra el desconocimiento de esta categoría, incluso no corresponden con la cantidad estipulada en las Instrucciones para los autores de la revista y casi siempre se encuentran incompletas. Otro error frecuente es el uso de abreviaturas y acrónimos.

No debe subestimarse la trascendencia de las palabras clave, pues el uso incorrecto puede dificultar la difusión del documento o, quizá, su total olvido por problemas de identificación.

Recomendaciones a seguir en la redacción de las palabras clave

No limitarse a repetir las palabras que figuran en el título.

Utilizar, preferentemente, sustantivos.

Elegir conceptos relacionados con el tema de investigación, tanto términos generales como específicos; por ejemplo: Diabetes; Diabetes gestacional. Si el artículo se asocia con consecuencias o desenlaces (mal planteado como “resultados”) en pacientes con diabetes gestacional, no es necesario utilizar el término general y es mejor seleccionar: Diabetes gestacional; Consecuencias, o Desenlaces (gestational diabetes outcomes).

Términos compuestos: si pueden desfragmentarse en varios individuales, es mejor utilizarlos por separado, es decir: Diabetes gestacional en adolescentes = diabetes gestacional + adolescentes.

No utilizar adjetivos ni adverbios, por ejemplo: Diabetes gestacional, malas consecuencias o desenlaces.

Palabras poco significativas: análisis, descripción, investigación…

Evitar el uso de infinitivos y participios, se sugiere utilizar frases verbales con sustantivos: Administración, en lugar de Administrar.

Evitar el uso de siglas o acrónimos, salvo que sean conocidas o aprobadas internacionalmente. También puede incluir su desglose.

Se recomienda colocar entre 3-10 palabras clave en el resumen.

Utilizar MeSH y DeCS para obtener o asignar las palabras clave adecuadas.

En el ámbito científico, la utilización del lenguaje natural al consultar las bases de datos puede producir resultados ambiguos o poco confiables en cuanto a precisión y profundidad.

Para evitar esta situación, diversas revistas recomiendan y, en ocasiones, obligan a emplear las palabras clave de MeSH (Medical Subject Headings) de la U.S. National Library of Medicine (NLM).

Una manera sencilla de seleccionar las palabras clave en MeSH es ingresar al sitio: https://meshb.nlm.nih.gov/MeSHonDemand, copiar y pegar el Abstract del artículo (debe estar bien elaborado) en el campo correspondiente y dar click en “Search”, esperar mientras realiza la búsqueda y, al terminar, del lado derecho aparecen los términos MeSH (MeSH Terms). Nuevamente, al dar “clic” en alguna de las palabras clave se despliega otra página que señala las características del descriptor y puede indicar si es un término adecuado, según las recomendaciones arriba expuestas.

El MeSH se encuentra en idioma inglés; sin embargo, existe el catálogo DeCS (Descriptores en Ciencias de la Salud), que incluye los idiomas español, portugués e inglés. En el sitio http://decs.bvs.br/cgi-bin/wxis1660.exe/decsserver/ se despliega una pantalla donde puede seleccionar el idioma y la consulta por palabra o descriptor exacto, esta última muestra dónde aparece el descriptor en la base de datos, con sus respectivas características.

La correspondencia de las palabras clave con los Descriptores de Ciencias de la Salud (DeCS), y por consiguiente con los MeSH, es fundamental al momento de la indización adecuada del artículo científico, con la intención de organizarlo en las bases de datos bibliográficas, pero adquiere mayor importancia cuando se requiere recuperar los documentos.

A los autores de Ginecología y Obstetricia de México se recomienda utilizar esta herramienta en la obtención de las palabras clave: primero ingresar a MeSH on Demand y colocar el “Abstrac” y después buscar la traducción de las palabras en español en el catálogo DeCS.




Deja un comentario