Ginecología y Obstetricia de México, en conjunto con Nieto Editores, es un grupo editorial especializado en la edición de revistas y libros médicos. Su equipo lo integran: editores médicos, especialistas en metodología de la investigación, bioestadística, redactores de textos médicos, diseñadores gráficos y de páginas Web, comunicadores y vendedores de medios.  Nuestro equipo asesora a los médicos interesados en la publicación de sus investigaciones para que sus textos reúnan todos los requisitos que exigen las revistas de más alto impacto.  Nieto Editores entiende que el valor de una revista no está sólo en su gran tiraje impreso en papel, sino en su colocación en los sitios más consultados que albergan a las revistas indexadas o en proceso de indexación.  Las marcas de productos farmacéuticos que patrocinan esta opción de actualización médica continuada tienen alto poder de recordatorio de marca porque sus contenidos son consultados las 24 horas del día y en cada inicio de consulta de una revista y de un artículo hay, por lo menos, dos recordatorios de marca.  Nieto editores cuenta con un sólido equipo de traductores de español a inglés para las revistas con edición simultánea en ambos idiomas.  Nieto editores cuenta con la infraestructura y experiencia suficientes para organizar: consensos, guías de práctica clínica, simposios y mesas redondas entre los especialistas más destacados.

.
Informació exclusiva para los profesionales de la salud

Progesterona y amenaza de aborto


Progesterone and threatened miscarriage.

Ginecol Obstet Mex. 2019 julio;87(7):496-498.

Señor editor:

En la revista Ginecología y Obstetricia de México, en agosto, 2017 (85(8):489-497) el artículo: “Evidencias en indicaciones de la progesterona” mostraba, en el capítulo referente a su indicación en la amenaza de aborto, las funciones documentadas en el mantenimiento del embarazo. Establecía que no existía evidencia de efectividad de la progesterona administrada por vía vaginal en comparación con un placebo para reducir el riesgo de aborto en pacientes sintomáticas.

El estudio de 2,118 mujeres demostró que la progesterona disminuyó significativamente la tasa de abortos en pacientes con antecedente de aborto, en comparación con las que recibieron placebo.

El grupo Cochrane concluyó que no había evidencia que apoyara la indicación rutinaria de un progestágeno en la prevención del aborto involuntario en la primera mitad del embarazo. Sin embargo, sí parecía haber evidencia de beneficio en mujeres con antecedentes de aborto involuntario recurrente.

El consenso fue que la administración de progesterona era una alternativa para pacientes con antecedente de aborto involuntario recurrente porque disminuye la tasa de abortos. La indicación de la progesterona quedaba más sujeta a la experiencia del médico. Los estudios revisados no fueron concluyentes.

Coomarasamy y colaboradores publicaron en The New England Journal of Medicine el artículo original: “Un ensayo al azar de progesterona en mujeres con sangrado en el embarazo temprano” (A randomized trial of progesterone in women with bleeding in early pregnancy) May 9, 2019.

Se trata de un estudio multicéntrico, con asignación al azar, doble ciego, controlado con placebo para evaluar a la progesterona en mujeres con sangrado transvaginal en el embarazo temprano (antes de la semana 12). Se reclutaron 4153 mujeres de 48 hospitales del Reino Unido para recibir 400 mg de progesterona (2079 mujeres) o placebo (2074 mujeres) dos veces día.

Las pacientes se asignaron al azar para aplicarse, por sí mismas, 400 mg de progesterona (Utrogestan®, Besins Healthcare) vía vaginal o placebo dos veces al día a partir de la indicación hasta completar las 16 semanas de embarazo. Cuando las pacientes no aceptaron la aplicación vaginal hubo la opción de la aplicación rectal. La medida de eficacia primaria fueron los nacidos vivos después de, al menos, 34 semanas de gestación.

Los resultados mostraron un aumento de 3% en nacidos vivos de mujeres que recibieron progesterona en comparación con el placebo (considerado significativo), y en pacientes de mayor riesgo (con antecedentes de al menos una pérdida de embarazo):

a) El antecedente de una o más pérdidas previas tuvo un incremento de 5% de nacidos vivos comparado con placebo.

b) El antecedente de tres o más pérdidas mostró un aumento de 15% de nacidos vivos comparado con placebo.

El estudio de Coomarasamy permite establecer que los porcentajes en el tratamiento de la amenaza de aborto, con dosis de 400 mg de progesterona micronizada, son significativos para nacidos vivos en pacientes primíparas, además de establecer significación estadística en mujeres con antecedentes de una a tres pérdidas de embarazo.

Atentamente

Rafael Buitrón García, Drusso Vera Gaspar, Martha Zancatl Díaz

Correspondencia

Rafael Butrón Garcia

bugr03@prodigy.net.mx

BIBLIOGRAFÍA

1. Buitrón-García R, Bailón-Uriza R, Santoyo-Haro S, Díaz-Sánchez V. Evidencias en indicaciones de la progesterona. Ginecol Obstet Mex 2017;85(8):489-497.

2. Coomarasamy A, et al. A Randomized Trial of Progesterone in Women with Bleeding in Early Pregnancy. N England J Med. May 9, 2019

Estimados doctores Buitrón García, Vera Gaspar y Zacantl Díaz

Antes que nada los saludo y deseo se encuentren bien, y les agradezco en nombre del Comité Editorial el interés en las publicaciones de nuestra revista. 

Les  comento algunas consideraciones relacionadas con la carta al Editor que amablemente me hicieron llegar, al margen de que como ustedes saben aún la vía, dosis, tiempo de administración, tipo de progesterona empleada y la misma utilidad real, aún se encuentran en debate en la literatura al internacional.

Como seguramente es de su conocimiento, y asumo lo anterior porque es notorio su interés en  el tema, un gran número de publicaciones han tratado de ubicar la real utilidad de este medicamento, incluso algunos las concentraciones séricas de la progesterona, para evidenciar su utilidad, dosis y vía de administración.

Las  observaciones realizadas por ustedes reflejan un punto agudo y aparentemente utilitario de esta hormona para prevenir los efectos señalados, pero existen otros que no comparten esos resultados.

Como un gran número de hechos y hallazgos en Endocrinología y Biología de la Reproducción en humanos, la verdadera utilidad de la progestona en estos casos continúa sin manifestarse con evidencias contundentes, a pesar de que el hilo histórico de la investigación en estos momentos le otorga cierta relevancia, aún por ser totalmente aceptada.

Por otro lado, el artículo al que hacen referencia fue publicado en nuestra revista hace casi dos años y, seguramente, el tiempo validará o rechazará su utilidad.

Como ustedes seguramente estarán de acuerdo, dada su experiencia e interés en el tema, nos encontramos ante una situación médica que se ha debatido durante muchas décadas al evaluar la utilidad terapéutica de algún medicamento.

Las referencias, tanto la pulbicada en nuestra revista como a las que ustedes hacen mención, son una muestra de  necesidad de continuar investigando este tema.

Espero sea de utilidad este comentario y en espera de seguir contando con su valiosa y experimentada colaboración en nuestras publicaciones me despido de ustedes.

Atentamente

Alberto Kably A.

Editor




Deja un comentario