INFORMACIÓN EXCLUSIVA PARA LOS PROFESIONALES DE LA SALUD


Fibromioma uterino y embarazo

Periodicidad: mensual
Editor: Alberto Kably Ambe
Abreviatura: Ginecol Obstet Mex
ISSN: 0300-9041
ISSNe: 2594-2034
Indizada en: PubMed, SciELO, Índice Médico Latinoamericano, LILACS, Medline.

Fibromioma uterino y embarazo*

Uterine fibromyoma and pregnancy.

Ginecol Obstet Mex | 1 de Febrero de 2005

Ginecol Obstet Mex 2005;73:106-8


Dr. Salvador Hernández Rivera

* Reproducido de Ginecología y Obstetricia de México 1949;IV(Nov.-Dic.):452-5.


Es frecuente en nuestra práctica diaria, tanto particular como hospitalaria, efectuar el diagnóstico de fibromioma uterino, es decir, señalar la existencia, en la matriz, de una neoplasia cuya composición es fibrosa y muscular. Es tan frecuente que las estadísticas comprueban la presencia del fibromioma hasta en un veinte por ciento de las mujeres adultas. Las mismas parecen confirmar las aseveraciones de Bayle y Cruveilhier de que la persistente estimulación estrógena sobre el útero cuando falta la preñez, ya sea en la esterilidad o en la virginidad, favorecen la aparición y el crecimiento de los fibromiomas, los cuales una vez desarrollados aumentan el coeficiente de esterilidad hasta un treinta por ciento, favoreciéndose a sí mismos en su desarrollo, según se comprende.

PILLIET, en su teoría, dice que el fibromioma tiene origen en una hipervascularización que produce una arteriola o  capilar dilatado que provoca en derredor una proliferación de fibras conjuntivas y musculares lisas que enrollándose en espiral, forman el núcleo central del fibromioma. Del vaso inicial brotarán otros y el tumor tendrá tantos lóbulos o núcleos centrales como capilares neoformados broten de la hipervascularización.

KEIFFE piensa que las noviformaciones pueden nacer no sólo alrededor de un vaso sino en el seno de cualquier tejido: muscular, vascular o fibroso.

Según CONHEIM los fibromiomas nacen a expensas del tejido embrionario no utilizado en la formación del útero y que permanecería incluido en su pared.

En realidad, la etiología precisa de los fibromiomas permanece aún ignorada.

Sólo hechos comprobados podemos presentar en cuanto a los mismos fibromiomas. 1°- Que son neoplasias propias de la mujer adulta, en época de actividad sexual y sobre todo en las estériles y 2°-Que son raros en mujeres multíparas.

El caso que me permito relatar a esta H. Asociación está incluido precisamente en este segundo  punto: trátase de una mujer adulta de 37 años de edad a quien se le diagnosticó fibromioma del cuello de la matriz hace diez años y que a pesar de ello logró concebir y llevar a desenlace normal tres embarazos en nueve años.

La Sra. M. L. M. de 37 años de edad, se presenta a consulta solicitando un examen ginecológico pues presume tener un embarazo de tres meses y medio.

–Relata que hace diez años más o menos fue a consulta con un compañero para precisar la causa de hemorragias vaginales relativamente frecuentes y abundantes y después del examen se le diagnosticó fibromioma de la matriz.

–Que a pesar del tumor y de las hemorragias que han sido más frecuentes y abundantes, ha logrado con-cebir y dar a luz dos hijos que a la fecha cuentan 8 y 4 años de edad respectivamente.

Que cree estar embarazada por la existencia de cloasma, y vómitos matutinos, así como por diferentes fenómenos subjetivos, de ansiedad, malestar general, pesadez en el vientre y poliuria.

Para leer la información completa, por favor descargue el archivo PDF.


Comentarios