INFORMACIÓN EXCLUSIVA PARA LOS PROFESIONALES DE LA SALUD


Selecciones de Prensa Médica Mundial

Periodicidad: mensual
Editor: Alberto Kably Ambe
Abreviatura: Ginecol Obstet Mex
ISSN: 0300-9041
ISSNe: 2594-2034
Indizada en: PubMed, SciELO, Índice Médico Latinoamericano, LILACS, Medline.

Selecciones de Prensa Médica Mundial*

Selections of World Medical Press.

Ginecol Obstet Mex | 1 de Septiembre de 2005

Ginecol Obstet Mex 2005;73:509-18


*         Reproducido de: Ginecología y Obstetricia de México 1950;V:319-330.


EFECTOS DE LA FUNCIÓN Y ENFERMEDADES DEL BAZO EN LA FISIOLOGÍA DE LA MUJER, CON UN ANÁLISIS BREVE DE 182 CASOS DE EMBARAZO DESPUÉS DE ESPLENECTOMÍA. Effect of Splenic Function and Splenic Disease on Female Physiology, with a Briel Analysis of 182 Gestations alter Splenectomy).- T. W. MCELLIN y R.D. MUSSEY.- Surg., Gyn. and Obst.- 91, 2: 105-120, Agosto, 1950.

Los autores hacen una revisión total de la literatura sobre el tema (196 referencias bibliográficas) estableciendo, al parecer por primera vez, todas las relaciones comprobadas o hipotéticas entre el bazo y las funciones genitales de la mujer. Desde el punto de vista de la fisiología, recuerdan que durante el embarazo el bazo sufre una reducción de tamaño, semejante a la que se observa por excesivo calor y durante la lactancia; esta reducción durante el embarazo es de origen neurogénico y alcanza su máximo en las últimas semanas (15% más pequeño). Existen en la actualidad pruebas evidentes de que el bazo tiene un importante papel en el funcionamiento del sistema endócrino, pero a pesar de todas las investigaciones al respecto, no ha llegado a demostrarse que sea él mismo una glándula de secreción interna. El acuerdo es general en el sentido de que este órgano es mucho más importante desde el punto de vista de su patología que de su fisiología. Las relaciones entre las funciones esplénicas con la hipófisis y las gónadas han tratado de ser establecidas por numerosos trabajos experimentales, pero los resultados de los mismos no han logrado precisarlas de una manera acorde. Es indudable por otra parte que la patología esplénica determina en ocasiones esterilidad e infertilidad por parte de la mujer, ya sea a través de una diátesis hemorrágica o bien por medio de factores esplénicos demostrados que actúan como antidiuréticos y depresores del metabolismo basal; estos mismos factores actuarían en la retención de agua durante la tensión premenstrual, en trastornos menstruales de origen tiroideo y en la patogenia de la toxemia gravídica. Los padecimientos del bazo deben siempre ser tenidos muy en cuenta por el gineco-obstetra, ya que durante la vida genital de la mujer existen sangrados fisiológicos tanto durante el estado grávido puerperal como fuera del mismo, sangrados que pueden ser profundamente alterados en el curso de esos padecimientos; algunos autores han sugerido inclusive la existencia de un factor hemorrágico de origen esplénico que influiría en el determinismo de la menstruación.

La púrpura trombocitopénica es la enfermedad del bazo que con más frecuencia complica las funciones genitales de la mujer. Su acción es particularmente interesante en la producción de la menorragia postpuberal y en las situaciones a las que da lugar su asociación con el embarazo. Existen numerosos casos en los que las primeras manifestaciones de la púrpura son trastornos menstruales e inclusive con frecuencia se llevan a cabo tratamientos enfocados al aparato genital cuando una fórmula hemática aclararía su origen esplénico. La asociación con el embarazo ofrece siempre un problema serio según el consenso general; en la actualidad, sin embargo, parece ya aclarado que la esplenectomía debe realizarse, se trate de una púrpura trombocitopénica o de una trombocitopenia esencial, siempre que esté indicada, desde el punto de vista hematológico, pues de esta manera se protege lo más posible a la madre contra la posibilidad de la hemorragia en el parto y al producto con la trombocitopenia congénita.

Los casos en los cuales el embarazo se ve complicado por anemia esplénica, enfermedad de Banti e ictericia hemolítica son raros y parece comprobado que se agravan cuando la coexistencia se realiza; esto hace deseable que se evite el embarazo.

Para leer la información completa, por favor descargue el archivo PDF.


Comentarios